jueves, 28 de junio de 2012

Problemas prácticos a la hora de evaluar el grado de compensación tras el sacrificio de un peón

En la "Chessbase Magazine" número 148, la última hasta el momento de escribir este post, el GM Alexei Shirov analiza, en forma de video, su partida con Luke McShane, la cual tuvo lugar en la Bundesliga (torneo por equipos de Alemania) en el presente año. En ella surgió un momento que captó mi atención y me hizo recordar dos posiciones que recientemente había tenido ocasión de apreciar, al mirar las partidas del último campeonato de los Estados Unidos.

Antes de llegar a la posición que llamó mi atención al seguir la partida de Shirov, vamos a ver unas jugadas previas para ir compenetrándonos con la posición:







McShane - Shirov, Bundesliga 2012.
Posición tras 12.Cc3-d2









En este momento Shirov, realiza un típico y conocido sacrificio de peón jugando 12... d3. Tras lo cual, la partida continuó así:

13.cxd3 0–0 14.d4 Ab4 15.Dd1

Llegando a la posición que captó mi atención. La verdad es que, lo que llamó mi atención es la decisión de Shirov en este momento.






Juegan las Negras

¿Cómo continuaría usted?










En la posición del diagrama y para mi total asombro, Shirov se decidió por la jugada:

15... Ae2








Tras verla, mi primera reacción fue: ¡¡Upss... algo me debí de haber comido!! Léase: ¿Dónde está el inesperado truco táctico que tiene el negro? Al mirar y no verlo por ningún lado, mi siguiente pregunta fue: ¿Acaso están tan mal las negras como para tener que recurrir a semejante jugada?

Todo se reduce a que 15...Ae2 estaría muy muy alejada del primer lugar de entre mis candidatas. Luce muy fea: cede la pareja de alfiles, y para colmo, cambiando un alfil activo.

Alexei Shirov justifica su elección diciendo que se trata del resultado de buscar algo concreto a cambio del peón. Él no se sentía bien, sólo "jugando la posición" y decidió buscar algo más tangible."Muy a menudo a pesar de saber que tenemos compensación posicional por el peón, buscamos una solución concreta."

Su idea es que tras:

16.Dxe2 Te8 17.Df3 Db6 

El peón "d" va a caer y que la variante que se dio en la partida: 

18.Axd5 Cxd5 19.Dxd5 Tad8 20.Df3 Dxd4 21.Dxb7 Ac5

No representa un problema para el negro ya que para poder liberar al alfil de "c1", el blanco deberá devolver alguno o todos sus peones de más.


Ahora bien, por suerte para mi, el maestro admite que su decisión de forzar esta línea de "tablas", no fue justificada y que no había necesidad alguna de hacerlo. Por suerte, digo, porque mi evaluación de la posición del último diagrama era que el negro tenía muy buena compensación y por tanto no había necesidad de apretar ningún "botón de pánico" e ir a forzar la igualdad. Y si tenemos presente  que, quien esto escribe, tiene la debilidad de siempre tender, -en la práctica-, a una exagerada utilización del "botón de pánico"; ante la decisión de Shirov, es más entendible mi gran asombro.


Estoy de acuerdo con unas posibles líneas de juego que muestra el maestro:
  
15...Da5 16.f3 Ad7 17.Ab3 Tfe8 18.d3 h6 

Muestra a las claras que la posición, -a la larga-, sólo puede ser peligrosa, estrategicamente hablando, para las blancas, a quienes se les dificulta encontrar un buen plan de juego

o 15...Te8 16.f3 Ad7

En estas líneas es importante aclarar por qué razón el alfil negro se retira  hasta d7. La idea es defender el peón de d5 jugando Ac6. Es cierto que no es el trabajo ideal para una pieza, pero así, la única debilidad queda firmemente defendida y las piezas blancas no tienen objetivos. Tras ello, empieza a sentirse, que no tendrá ninguna de ellas, un gran porvenir.

Otra cosa que quisiese enfatizar sobre este ejemplo, es quien es el protagonista de nuestro ejemplo. Uno pudiera esperar, que por su fama, Shirov no tenga el menor problema en simplemente "jugar" con un peón de menos, en una posición con compensación posicional. Sin embargo, vimos que la falta de un peón, muchas veces, juega un rol en nuestra apreciación de la posición como un todo. En sí, de nuestros sentimientos para con la misma.

Para poder apreciar como se sentiría usted en posiciones con compensación posicional a cambio de un peón, haga el siguiente ejercicio:

Posición 1




A esta posición se llegó en la partida Onischuk - Lenderman del Campeonato de Estados Unidos del 2012

Las negras tienen compensación por el peón. Los peones blancos de las columnas "c" y "a" son débiles.


Juegan las negras











Su trabajo es decidir cual de las siguientes opciones se ajusta más a sus sentimientos sobre la posición:


  • a) Pese a la compensación, un peón es un peón y por tanto entraría en esta variante sólo si fuese una obligación.
  • b) El blanco tiene más margen para el equívoco y por tanto no estaría muy tranquilo en la posición del negro.
  • c) "No pasa nada", la posición es jugable y puede pasar cualquier cosa.
  • d) El negro no tiene grandes problemas, debería poder hacer tablas, pero hay algún margen de error.
  • e) El negro no tiene ningún problema.
Aclaro que no hay una respuesta correcta o incorrecta para estos ejercicios, sólo me parecen interesantes y útiles para que usted tenga una idea de como se sentiría en este tipo de situaciones.


Posición 2



 La posición es de la partida Kaidanov - Stripunsky, también del último Campeonato de Estados Unidos.


Las blancas han sacrificado un peón a cambio de ventaja de desarrollo y control central.


Juegan las blancas












Ejercicio 1

Examine la posición y determine que color de piezas le gustaría tener en la presente posición.


Ejercicio 2

Igual que hizo anteriormente, decida cual de las siguientes opciones se ajusta más a su sentir acerca de la posición:

  • a) La compensación es clara y preferiría toda la vida jugar con las piezas blancas.
  • b) Hay buena compensación, pero el negro tiene muchos recursos. Prefiero las blancas.
  • c) La posición es sumamente interesante, cualquier color me vendría bien.
  • d) No hay nada concreto por tanto prefiero el peón de más que poseen las negras.
  • e) Ni las blancas ni las negras. Estas posiciones no me gustan y por tanto me sentiría mal con ambos colores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada