sábado, 8 de enero de 2011

En busca de un plan ... mi solución

En la entrada "En busca de un plan" se presentaba la siguiente posición:




















Juegan las negras

Veamos cada una de las alternativas ofrecidas en su momento y examinemos sus posibles consecuencias:

1. Utilizar la columna abierta "d" para cambiar todas las piezas pesadas (damas y torres) para así dejar el juego reducido a la batalla entre un caballo y un alfil malo.

Tal vez el peor de los planes a disposición. "Limpiar la hojarasca" como diría el gran Roberto Grau, es sencillamente muy dudoso. El alfil blanco luce como "malo" pero aún tiene la posibilidad de reciclarse por la casilla h3. Una simplificación tan masiva aliviaría la situación del blanco y las chances de imponerse del segundo jugador bajarían considerablemente.
Debo agregar que esta fue mi elección en la partida y si bien me logre imponer, les aseguro que no fue gracias a mi plan.

2. Cambiar sólo las torres por la columna "d" así obtendremos la ventaja de tener el dúo dama y caballo vs dama y alfil.

Este plan es mejor que el anterior, sin embargo, la desaparición de todas las torres favorece a la defensa.

3. Cambiar un par de torres y luego poner el caballo en d4 y tratar de, apoyados en la fuerza del caballo centralizado, jugar en alguno de los otros flancos.

Hoy por hoy pienso que este es el mejor plan. Después de todo es un método típico, muchas veces cuando disponemos de ventaja es conveniente cambiar un par de torres y quedarnos con la otra para crear acciones. Para estar seguros de imponernos la ventaja del negro debe aumentarse de ahí que pasemos a jugar en alguno de los flancos teniendo como principal "patrocinador" a nuestro excelente "pulpo" en d4.

4. Poner el caballo en d4 sin cambiar ninguna torre para luego llevar el juego a uno de los flancos.

Otra opción tentadora, pero que considero no tan precisa como la anterior. En esencia la idea negra sería muy parecida a la 3 pero con la presencia de las dos torres, el blanco puede, en algún momento dado, tratar de jugar activo lo cual no deberíamos permitir.

5. Otro (si bien no se me ocurre, estoy seguro que usted tal vez pueda encontrar otro)

Como no se sugirieron planes alternativos este punto queda sin comentar.

Si mi solución no convence al lector, lo invito a comentar, después de todo, como me sucedió en la partida, puede ser que este errado nuevamente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario