miércoles, 28 de agosto de 2013

Uno de los mejrores métodos para mejorar nuestro ajedrez..... o tal vez, simplemente el mejor



En la literatura ajedrecística muchas veces leemos sobre la importancia de analizar nuestras partidas. Mijail Botvinnik primero y luego toda la famosa escuela soviética recalcaban la importancia de hacerlo.

Gracias a la disponibilidad de trabajos de los más destacados entrenadores mundiales, podemos apreciar que el tema sigue vigente y es un punto común dado por todos ellos a la hora de perfeccionar nuestro ajedrez. Adelantándonos un poco podemos decir que será siempre inexorablemente un punto vital en el entrenamiento ajedrecístico.

¿Cuál es la utilidad de realizar un análisis pormenorizado de una partida que hemos jugado?

Muchos ajedrecistas piensan que este consejo está sobre valorado, dicen: que por más que se analice lo que ocurrió no se puede afectar el resultado final. También se argumenta que es prácticamente improbable que una misma posición de medio juego, a la que le dediquemos mucho tiempo de análisis, vuelva a ocurrir.

Sin intentar siquiera contra argumentar estas nociones, creo que es mucho más útil el aclarar para que realizamos el análisis.

La clave está en que: analizamos lo pasado como información útil para el futuro.

Analizamos, para tratar de descubrir aquellos patrones repetitivos en nuestros errores. De esta manera poder identificarlos, definirlos y tener una idea cabal de lo que estamos haciendo mal. 
A este respecto el GM Alexei Suetin, decía: "no es suficiente, desde luego, hallar el error, es necesario establecer las causas de su surgimiento y determinar las fallas de reflección."

La idea es clara: utilizar nuestro futuro tiempo de entrenamiento en la erradicación de aquellas pautas que hemos encontrado en nuestro análisis a una serie de partidas. En vez de dedicarlo a adquirir nuevos conocimientos o perfeccionar áreas que no están afectando gravemente nuestro desempeño.
De lo visto hasta ahora podemos resumir que lo principal, si bien no es lo único, a la hora de analizar nuestras partidas es la de encontrar nuestros errores y ver si existen patrones en ellos. Es casi un axioma que si existirán.

Ahora ¿cómo debemos llevar a cabo el análisis de una partida para que realmente nos sea útil a este propósito?

El primer punto importantísimo es hacerlo en primera instancia por nuestra cuenta. Esto es, no utilizar ningún motor – modulo - ni hacerlo con ayuda de un amigo o amigos. Dicho esto debemos aclarar algo, generalmente luego de jugar una partida realizamos con nuestro adversario lo que se conoce como “post mortem”. Donde se suelen dar variantes y opiniones a cerca de tal o cual posición. Es indudable que luego, a la hora de analizar por nuestra cuenta la partida, aún tendremos cierta influencia de lo allí dicho. Sin embargo,  debemos tomar en cuenta lo siguiente: el “análisis post mortem” tiene realmente poco de análisis y mucho de relajación tras la tensión de la lucha. La mayoría de las variantes y evaluaciones que allí se muestran son superficiales. Por tanto, a la hora de analizar seriamente nuestra partida siempre deberemos mirar y examinar críticamente lo que se dijo en el post mortem.

¿Por qué debemos hacerlo solos al análisis primario? La idea principal es que sólo nosotros somos capaces de darnos cuenta de ciertos errores no ajedrecísticos que hayan surgido en la partida. Por ejemplo: supongamos que hacemos una jugada X la cual no es ajedrecísticamente mala por si misma, pero nosotros, la habíamos realizado basados en una variante que proyectamos jugar luego que si contiene un error. Este es un caso típico donde el análisis automático del motor no nos podrá ayudar nunca a identificar el error. Puesto que en la partida nunca se dio y quedó por tanto escondido para el afuera, y sin embargo nosotros bien sabemos que existió. Otro ejemplo típico es hacer una jugada X, la cual si bien no es mala, fue realizada sobre todo por razones de carga psicológicas tales como, tratar de reducir la presión, miedo, ansiedad, etc. Tampoco en este caso el motor va a entender el por que hemos jugado tal o cual jugada. Nuevamente sólo nosotros somos capaces de entender la razón de tras de nuestra decisión.

Fraces:

"Aunque muchos seguramente escuchan los consejos de los clásicos con una especie de burla (en nuestra época computerizada las recomendaciones de los siglos XIX – XX muchas veces parecen anticuadas), es cierto que las exigencias estrictas de Botvinnik en el sentido de analizar las partidas propias, permanecen vigente hasta hoy. Porque solamente el análisis de las partidas jugadas ayuda al crecimiento creador." Garry Kasparov

“Es necesario anotar y comentar cada una de las partidas jugadas por uno mismo, tal como si uno lo estuviese haciendo por encargo de una importante revista de ajedrez” Victor Kortchnoi

“No dejaré de subrayar lo suficiente hasta qué punto un exhaustivo análisis de las propias partidas constituye un seguro camino hacia el aumento del nivel de fuerza en el juego” Alexander Nikitin


Posiblemente me desarrollé con éxito como ajedrecista porque empleé mucho tiempo en el análisis de mis partidas. Pienso que el análisis de las partidas propias es el método principal para autoperfeccionarse.” Artur Yusupov

"Por el estricto cumplimiento de la regla de Botvinnik sobre el análisis profundo de todas las partidas propias, con los años he llegado a la conclusión de que esto proporciona la base para el continuo desarrollo de la maestría de ajedrez"

De la utilidad de publicar el resultado de nuestros análisis a nuestras propias partidas, el "Patriarca" opinaba así:

“Los análisis de las partidas deberían ser publicados por un jugador no solamente para proporcionar placer a los lectores sino también, sometiendo los resultados de su trabajo a su estricto juicio, para poder utilizar las críticas de los lectores y comprobar la exactitud de sus búsquedas. Este es un paso esencial para todo aquel que quiera ser investigador en el Ajedrez” Mihail Botvinnik


Hace ya unos cuantos meses le pedí a Sebatían Fell, su permiso para publicar sus análisis de la siguiente partida aquí, en mi blog, porque los encontré sumamente interesantes, incluso mucho más que la partida en si misma. Hoy aprovecho para publicarla:

2 comentarios:

  1. Wow, siempre me preguntaba qué anotaban los ajedrecistas en sus cuadernos. Gracias!!

    ResponderEliminar